FLEXIBILIDAD LABORAL: EMPRESAS VERSUS TRABAJADOR

 Flexibilidad laboral es un término que ha sonado mucho en Chile últimamente. Para empresarios y autoridades es sinónimo de competitividad. En cambio, sindicatos y gremios creen que éste, es un mecanismo más para acrecentar el poder del patrón y mermar los derechos laborales de las personas.

Para dar un vistazo a lo que ha significado la flexibilidad laboral, el psicólogo y Doctor en Ciencias Sociales,  hoy coordinador de Psicología Laboral de la Escuela de Psicología de la Universidad Alberto Hurtado , Álvaro Soto , publicó el libro “Flexibilidad laboral y subjetividades’ (LOM Ediciones). El libro, a través de distintas perspectivas, analiza la aplicación en Chile de un modelo regulador para el manejo del trabajo, su importancia  tanto para los empresarios como los trabajadores y las vivencias subjetivas asociadas a estos cambios en el trabajo.

Soto, psicólogo y Doctor en Ciencias Sociales, en su texto explica que el modelo de flexibilización laboral, mecanismo que desregula el mercado laboral en lo referente a libertad de contratación, produce que cada individuo pelee en solitario por sus derechos o, simplemente no lo haga, todo con el fin de mantener el puesto o su posición dentro de una empresa. Así, se pierde el sentido de colectividad dentro del trabajo.

 

Para el autor de  “Flexibilidad laboral y subjetividades’ (LOM Ediciones), Alvaro Soto, esta flexibilización del trabajo tiene pros y contras, obviamente desde el lugar desde el que se esté sentado: empresario o trabajador. “el lado positivo de la flexibilidad, que frecuentemente se asocia a mejoras en la calidad de vida, horarios flexibles para compatibilizar la vida laboral con la familiar, prestaciones diferenciadas de beneficios, etc. Sin duda que eso es positivo, pero evidentemente eso beneficia a una proporción menor de la población, probablemente a quienes tenemos mayores niveles de calificación y trabajos mejor remunerados. Pero para la gran mayoría, sin embargo, la flexibilidad significa inestabilidad del empleo, poco control de las condiciones de trabajo en las que se desempeña, aumento de la intensidad del trabajo, desprotección en materia social y vulnerabilidad económica.”

En palabras del propio Alvaro Soto “los artículos del libro hacen un llamado a los actores sociales de nuestro mundo del trabajo –empresarios, trabajadores y Estado- a restablecer relaciones de reconocimiento mutuo y confianza, que sirvan de base para encontrar respuestas comunes respecto a la flexibilidad laboral, reconstituyendo prácticas sectoriales de diálogo social. Para las empresas esto significa repensar las formas de organización del trabajo, a través de sistemas de trabajo flexibles que permitan resultados de alta productividad, menor tiempo de trabajo y mayor satisfacción, integrando poblaciones distintas (trabajadores internos y externos) a partir de objetivos comunes. Para los trabajadores, por su parte, significa definir nuevas formas de acción colectiva que permitan canalizar intereses y lógicas de diversas propias a una población más heterogénea”

Fuente: www.elciudadano.cl

LEE ENTREVISTA COMPLETA DE ALVARO SOTO

Comparte este contenido:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn
  • PDF