¡Un saludo y felicidades a nuestras madres!

Patricio

, Noticias

Cuesta no caer en lugares comunes cuando lo que se trata de hablar de una mamá. Todos consideramos que la nuestra es única y la mejor. Todos tenemos hermosos recuerdos de infancia junta a ella. Y por supuesto, muchos recordamos con admiración a quienes ya nos dejaron.

Ser madre es sinónimo de lucha, desde el primer día. Perseverantes, voluntariosas, esforzadas. Son ellas quienes nos convierten en lo que somos. Sin su dedicación, sería imposible pensar en ser personas formadas y con valores.

Por supuesto, todas las madres son únicas, pero a la vez, merecen mucho más que un día. Sin embargo, nos detenemos en aquellas mujeres trabajadoras, que día a día, deben ir, muchas veces contra la corriente y asumir un rol protagónico en sus familias.

Lo vemos día a día con nuestras socias del sindicato. Son decenas las historias de madres sacrificadas, que dividen su vida entre las funciones laborales y las de mamá. A veces pareciera que pueden perder la fuerza, pero eso no es para ellas. Sacan energía que les permite hacer todo. Muchas veces, quizás no como ellas quisieran, pero siempre siendo admiradas por sus hijos.

No queda más que agradecerles. A nuestras socias, a todas las trabajadoras de Chile y el mundo en su día. Sabemos que es poco, se merecen toda una vida de cuidados y cariños especiales, más aún en tiempos difíciles, pero también de lucha que también dan por obtener más derechos en todo ámbito.

Estamos con ustedes. Su lucha es nuestra. Su amor y dedicación, nuestra fortaleza.

¡Gracias mamás!