Excolega de Red Coquimbo en su adiós: “TVN, ¿el canal de todos?”

0

Antonio Retamal, histórico periodista de Red Coquimbo de TVN decidió renunciar al Canal y en una carta de despedida explica las razones de su opción.

Esta es la misiva de nuestro excompañero

Me permito comenzar esta carta con una analogía del mundo del fútbol, que considero tremendamente pertinente: mucho se ha debatido en torno a la crisis que en los últimos años ha afectado al fútbol y a los grandes equipos. La conclusión más aceptada es que los clubes gastaron más de lo que tenían, buscando fichajes de alto impacto mediático, pero poco efectivos en la cancha.

Algunos clubes dilapidaron sus recursos ofreciendo contratos que luego no pudieron asumir. Año tras año buscaron reforzar sus plantillas con jugadores de gran nivel, pero sin basarse en una estrategia o proyecto concreto.

La situación anteriormente descrita es sorprendentemente similar a la que atraviesa el mundo de la TV nacional: la gran crisis que enfrenta a TVN se relaciona directamente con los sueldos millonarios asignados a “rostros”, contrataciones sin proyectos claros y la carencia de un plan de acción global que permita ordenar, priorizar y entregar una propuesta atractiva, novedosa y en línea con el público.

Llegué a trabajar a TVN Red Coquimbo en el año 2011, luego de postular a un concurso público y sin más aval que mi impecable desarrollo profesional, tanto en cámara como detrás de ella. Año tras año fui conociendo a cada una de los periodistas, camarógrafos, técnicos y administrativos que conforman el excelente equipo de TVN Red Coquimbo.

Crecí como profesional y como persona, enfrentando desafíos tales como terremotos, un tsunami, el desastre de Copiapó, inundaciones y un eclipse total. Dejé a mi familia durante todos estos eventos, enfrentando con seriedad, profesionalismo y compromiso cada desafío que este trabajo implica. Las evaluaciones que se hicieron a mi desempeño así lo constataron: cada año obtuve los más altos puntajes, manteniéndome en la lista A sin observación alguna a mi trabajo.

En estos años he visto partir a gente valiosa, que entregó gran parte de su vida al desarrollo de TVN, cómo olvidar a don Raúl Rivas que luego de más de tres décadas fue despedido con un llamado telefónico, a Rodrigo Lagos y Jorge Frívola que luego de ser despedidos de Red Coquimbo fueron contratados pero en Santiago, o Antonio Torres, quien dejó caer lágrimas el día de su despido, es que para muchos TVN es parte de la vida, la que muchas veces se posterga privilegiando el trabajo en el canal.

Durante diversas ocasiones debí asumir el rol de editor, durante estos períodos (que fácilmente suman un año) dirigí al equipo con eficiencia y demostré ampliamente mi capacidad de cumplir este rol, recibiendo elogios y felicitaciones a nivel local y desde Santiago. En estos años, TVN Red Coquimbo siempre ha sido considerado uno de los mejores equipos de región, siendo citado como ejemplo de un trabajo bien hecho y compromiso a toda prueba.

A fines de junio fui contactado por el señor Rodrigo Sepúlveda, quien se presentó como el nuevo coordinador de regiones. Me preguntó por mi trabajo y por el equipo, consultándome por nuestro desempeño y el devenir de nuestra labor. Este ejercicio se repitió en una ocasión, en la que nuevamente me preguntaron por mi trabajo y el del equipo.

Un mes más tarde lo conocí en persona: luego de desvincular a mi editor, Juan Pablo Díaz, el mismo día que su hija cumplía dos meses de vida. La supuesta “familia TVN” mostraba sus verdaderos colores una vez más. Aún no entiendo por qué quería reunirse conmigo, pero me aseguró que aún no había claridad respecto de qué pasaría en nuestro equipo. Horas antes, el notero del matinal de Mega, Carlos Alberto López anunciaba en cámara que venía a asumir nuevos desafíos laborales en La Serena.

No me queda más que inferir que desde que el señor Sepúlveda llegó a TVN ya tenía avanzadas conversaciones con el señor López para traerlo de editor de TVN Red Coquimbo. Sin concurso público, sin aceptar postulaciones, sin considerar la trayectoria de quienes conformamos el equipo regional.

En vez de optar por el talento local, por el trabajo constante y disciplinado de un periodista de la llamada “familia” TVN, se optó sin aviso ni consulta por traer a alguien de fuera. No conozco al señor López y no tengo intención alguna de poner en duda su capacidad profesional, pero su contratación pasó por alto la dinámica del equipo de TVN Red Coquimbo, sin atender la experiencia local ni la trayectoria profesional. Alguien decidió en cambio que sería buena idea traer a un “rostro” y sin relación alguna con el equipo. En medio de una prolongada y profunda crisis financiera, no se entiende una decisión como esta: hay quienes simplemente no quieren entender.

En el mundo del fútbol, el jugador de cantera es más barato, no tiene que lidiar con problemas de adaptación, conoce al equipo, a sus directivos, colegas y colaboradores. Su desempeño es conocido, entiende el estilo de jugar y la forma de trabajo del equipo, es leal a sus compañeros, motivado, con un profundo sentido de pertenencia. ¿Cuántos jugadores de fútbol han abandonado equipos tras haber costado millones, con la excusa de que no llegaron a adaptarse bien al equipo?

Llegué a este equipo como periodista, dejando los pies en la calle y entregando toda mi dedicación y compromiso a hacer un trabajo de excelencia, del cual me siento orgulloso. Tengo el privilegio de contar con el apoyo de mi familia: mi esposa también es periodista y entiende mi pasión y entrega, teniendo muchas veces que asumir el cuidado de nuestros tres hijos para que yo pueda liderar el equipo de TVN Red Coquimbo en situaciones de crisis.

Pensé que luego de ocho años, al menos tendría la posibilidad de optar a un cargo superior, de crecer profesionalmente junto a mi gente, a mi equipo. Creí que tendría la oportunidad de postular, al menos, a un cargo que conozco y que he probado que hago muy bien.

Decisión tras decisión, han logrado arruinar a un equipo único, talentoso y comprometido. Estamos estresados, cansados, frustrados y dolidos, desmotivados ante la falta de valoración que enfrentamos cotidianamente.

Me despido con la frente en alto, seguro que nuevos desafíos aparecerán en mi destino, pero me alejo con preocupación, quedan atrás mis compañeros de labor, mis amigos, no me gusta despedirme así, sin dar la pelea y demostrar lo que valgo, pero cuando la forma de liderar se basa en la mentira, este jugador prefiere colgar los botines y olvidarse del marcador, de seguro ya está arreglado.

Agradezco las palabras de reconocimiento y apoyo que he recibido en estos últimos días, imagino que el escenario seguirá siendo difícil para el canal, pero de seguro los canteranos, los que de verdad sienten el valor de esta camiseta, estarán ahí como siempre entregando el máximo. Mientras esperan un nuevo cambio de rumbo, nuevas contrataciones y un nuevo liderazgo, porque el que está hoy en día no perdurará así, sin principios, ni valores dignos de un canal público, que debe ser ejemplo de probidad, honestidad y compromiso.

TVN está dejando de ser el canal de todos, espero no se transforme en el canal de unos pocos.

Share.

Los comentarios no están habilitados